Inicio » Video » Documentales

ROCAS MAGMÁTICAS (ÍGNEAS) Y METAMÓRFICAS

00:23:51
Vistas: 0 Agregado por: GeoPortal Pacho 
Descripción del material:

as rocas endógenas, de griego endos (interior) y geno (origen o engendrar), son aquellas que se han formado en el interior de la corteza terrestre. Los agentes transformadores de estos materiales son, principalmente, la temperatura y la presión.

Si las rocas resultantes lo son por consolidación de materias fundidas, se denominan generalmente rocas ígneas o magmáticas; no así cuando se trata de la transformación endógena de rocas preexistentes en el interior de la corteza terrestre que no están en estado fluido (sean de origen ígneo o sedimentario), las cuales se denominan entonces rocas metamórficas (véase el artículo sobre rocas metamórficas).
Si se especifica que la consolidación de las materias ígneas sucede en las zonas más internas de la corteza terrestre, en un confinamiento total, se definen entonces como rocas ígneas plutónicas o intrusivas (ejemplo de los granitos y sienitas); si lo son en la superficie se denominan rocas ígneas volcánicas, extrusivas o efusivas (ejemplo de los basaltos y siolitas); si suceden en una zona intermedia aprovechando fracturas o grietas, en un confinamiento parcial, surgen entonces las rocas ígneas filonianas (ejemplo de las aplitas y pórfidas).

Formación de los magmas

Las rocas magmáticas constituyen alrededor del 80% de todas las rocas de la corteza terrestre. Su formación, como se ha dicho, se debe a la solidificación de los magmas (masas fundidas), transformados por efecto de la temperatura y la presión. Las temperaturas de los magmas oscilan entre los 600º C., y los 1.300º C., dependiendo de que sean más o menos ácidos o básicos.
Las rocas metamórficas son las que se forman a partir de otras rocas mediante un proceso llamado metamorfismo. El metamorfismo se da indistintamente en rocas ígneas, rocas sedimentarias u otras rocas metamórficas, cuando éstas quedan sometidas a altas presiones (de alrededor de 1.500 bar), altas temperaturas (entre 150 y 200 °C) o a un fluido activo que provoca cambios en la composición de la roca, aportando nuevas sustancias a ésta. Al precursor de una roca metamórfica se le llama protolito.1

Las rocas metamórficas se clasifican según sus propiedades físico-químicas. Los factores que definen las rocas metamórficas son dos: los minerales que las forman y las texturas que presentan dichas rocas. Las texturas son de dos tipos, foliadas y no foliada.

Textura foliada: Algunas de ellas son la pizarra (al romperse se obtienen láminas), el esquisto (se rompe con facilidad) y el gneis (formado por minerales claros y oscuros).
Textura no foliada: Algunas de ellas son el mármol (aspecto cristalino y se forman por metamorfismo de calizas y dolomías), la cuarcita (es blanca pero puede cambiar por las impurezas), la serpentinita (que al transformarse origina el asbesto) y la cancagua.

Idioma: Ruso
Duración del video: 00:23:51
Autor: Wegener Tesla
Total de comentarios: 0
avatar